Adiós a Orestes Madruga, delegado que merece rosas blancas

Merece la estima de la comunidad un representante que se pone ropa de trabajo y chapea el campo donde podrán jugar todos a la pelota, y visita la escuela aunque no tenga hijos en las aulas, y se detiene a escuchar lo que preocupa a los vecinos lo mismo a orillas de la carretera que en el portal de la casa propia, como lo hizo Orestes Madruga, un cubano digno cuyo deceso conmociona.

Leer más
1 2 3 157