Una profesión para respetar (+audio)

Valentía, responsabilidad y amor acompañan a quienes profesan la enfermería. Sentimientos que se engrandecen mucho más ante los peligros que hoy impone la pandemia. Desde el policlínico de Varadero,  la licenciada Dania Esquijarosa Martín en cada guardia derrocha consagración y entrega.

Por su parte su colega Anay Sánchez Padilla se despoja del miedo y tras su licencia de maternidad vuelve a cuidar la Salud Pública matancera.

Un comentario

  • Dayron Castro García

    Ejemplo de consagración para esas valerosas enfermeras, bellas por fuera pero aun más maravillosas por dentro. Mis felicitaciones para esas coterraneas!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *