Sobrecumple EMSIL plan semestral de harina de maíz

Los trabajadores de varias unidades empresariales de base (UEB) de la Empresa Nacional de Silos (EMSIL) contribuyeron decisivamente al sobrecumplimiento del plan de producción y comercialización de harina integral de maíz del primer semestre con cinco mil 321 toneladas métricas (TM), equivalentes al 114 por ciento de la cifra prevista, alimento que refuerza el suministro de la canasta básica mensual que se vende a la población.

La harina de maíz que molina la EMSIL, cuya dirección general radica en la ciudad de Matanzas, se caracteriza por su fino grano, apetecible para la elaboración de diferentes especialidades culinarias y es un cereal de elevada aceptación por los consumidores.

Las empresas provinciales de alimentos (EMPA) reciben este producto en sus respectivos territorios y son las encargadas de su comercialización minorista.

Jorge Alberto Alonso, director comercial de la EMSIL, precisó que la harina molinada durante los seis primeros meses en las posiciones de silos representa el 57 por ciento del plan anual, ascendente a ocho mil 800 TM y se dispone del grano ensilado para su procesamiento durante los meses venideros.

Un análisis por provincias revela que han recibido el producto, en diferentes cantidades: Pinar del Río, Artemisa, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Ciego de Ávila, Camagüey, Holguín, Las Tunas, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo.

Propiedades alimenticias de la harina de maíz

El maíz, cereal muy demandado para la alimentación humana y la elaboración de piensos con destino a la ganadería, goza de fama internacional, especialmente en los pueblos americanos.

Es un producto que no contiene gluten, por lo que resulta especialmente beneficioso para las personas celiacas que no pueden ingerirlo. El gluten es un conjunto de proteínas de pequeño tamaño, contenidas exclusivamente en la harina de los cereales de secano, fundamentalmente el trigo, pero también la cebada, el centeno y la avena.

Por su aporte energético la harina de maíz se compara al trigo, aunque aporta más grasa y menos proteína. Nutricionistas destacan el contenido de vitaminas del maíz (A. B1, B5, C, E y K), además de los minerales, principalmente calcio, fósforo, zinc, magnesio y potasio, por lo que se le considera beneficiosa de los sistemas óseo, cardiovascular y nervioso, además de estimulante del crecimiento. (TVY)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *