El compromiso de la CTE Antonio Guiteras es mantenerse sincronizada

El compromiso de la Central Termoeléctrica (CTE) Antonio Guiteras con Cuba no es de dos semanas, sino para toda la vida, es mantenerse sincronizada al Sistema Electroenergético Nacional (SEN), dijo en esta ciudad Javier Quiroz, jefe de planta.

En declaraciones exclusivas a la ACN Quiroz, de 18 años de experiencia en el mayor y más eficiente bloque unitario en la nación caribeña, manifestó que en la CTE trabajan jóvenes y veteranos de manera sacrificada, y un grupo de operadores, técnicos e ingenieros refuerzan la vigilancia en los distintos parámetros que se manejan en el bloque, aseveró el jefe de planta.

Rubén Campos Olmo, director general de la CTE, explicó que actualmente la unidad aporta más de 240 megawatts al SEN, con consumo de crudo nacional por tubería, sin necesidad de barcos, ni de pailas, lo cual representa un ahorro significativo al país.

La intención es mantenernos en línea hasta una fecha cercana al 28 de septiembre venidero, momento en que se prevé que exista mayor disponibilidad de fuel oil y diesel para la generación distribuida, la más afectada por déficit de combustible, agregó Campos Olmo.

De haber fallas en la generación de la Guiteras repercutiría de forma muy negativa, por ello urge profundizar en todos los sistemas de trabajo, en la organización asociada al proceso productivo, en la presencia de los cuadros principales de manera continuada y el intercambio hombre a hombre para crear conciencia de la situación, precisó.

El directivo se refirió además a las principales amenazas para la planta, entre ellas los problemas relacionados con un salidero en caldera que requiere el máximo de atención, aunque hasta al momento no interfiere en el proceso de generación.

Entre las grandes ventajas de la CTE Antonio Guiteras, con más de tres décadas de fundada, destaca que se encuentra en la zona occidental de la Isla, donde se concentran las mayores cargas eléctricas por lo que se reducen pérdidas en el proceso de distribución.

Tomado de la ACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *